Fallo y recopilación – Concurso de microrrelatos 500 seguidores

¡Ha llegado el momento! ¡El fallo del concurso de microrrelatos! Pero antes, conoced a lxs participantes y, si creéis (como yo creo) que sus relatos lo petan, visitadlxs en su Twitter y seguidlxs. Que son unos soles derrite-hielo.


Alejandro Capasan (@Alexcapasan)
Un callejón sin salida ¿porque estoy tan distante?, donde el hielo y el fuego cultivaban a mis pies, doy un paso firme, retrocedo, tartamudeo. La curiosidad hace que llegue a morderme el labio, saboreo una gota de sangre amarga y densa que deje caer en la superficie del suelo.

Antonio Caro Escobar (@antoniocaroesco)
Llovía, bajo el monte se ocultaba la gruta donde la bruja vivía, ella sabía que tenía que entrar y acabar con ella, aún a sabiendas de que convertiría su corazón en hielo. Pero lo que la bruja no sabía, es que ya no sentía nada, desde que acabo con la vida su único amor.

Arturo Urbanos (@AruvMaster)
El interior del palacio guardaba a todo tipo de criaturas. Se había prendado tanto de ellas que tuvo el instinto de acariciarlas.

—Si tocas el hielo, se derretirá —exclamó la reina.

Parecía mentira que criaturas tan hermosas pudieran provocar el fin del mundo.

CeMonA (@cemona)
Por fin lo había conseguido. Tras meses de aprendizaje había podido convertir el corazón de alguien en hielo. Un susurro, una palabra y los ojos de mi maestro llenos de terror, al sentir el último latido en su pecho helado… Ya era la bruja más poderosa…

Cristina (@filbahralazraq)
Jamás supo cómo llegó a sus manos, pero aquella espada le había salvado de sus enemigos con suma facilidad, abriéndose camino hasta la última batalla. Fue entonces cuando el mago la llamó por su nombre, “¡Hielo!”, y la espada escapó de sus manos para volver a su antiguo dueño.

David P Yuste (@David_P_Yuste)
El hielo de su copa humedecía la alfombra. Yankee Boy, era ahora tan sólo una centenaria carcasa, ajada y sin vida. La superficie de la esfera comenzó a rasgarse. Una mano sin arrugas comenzó a asomar por ella. En el dedo anular portaba su inseparable sello de la liga de Béisbol.

Eleazar Herrera (@Eleavania)
—Se nos ha acabado el hielo, David. ¿Puedes bajar a la tienda?
¡Parecía fácil! Y sin embargo, la tienda lo atrapó durante días con sus pasillos laberínticos y las miradas furtivas a través de los estantes, y cuando salió, la bolsa casi se había derretido.
Pero nadie le creyó.

Escribiendoteme (@escribiendoteme)
La autopsia dictaminó muerte por congelación. Conforme la sangre pasaba por el corazón se iba transformando en hielo. Otra historia de fracasos amorosos.

Estefanía Fernández (@Estefania_FeM)
Se dejó llevar por el viento y bailaron hasta fundirse en un abrazo de hielo. Como una estampa inmortal en la cima del monstruo que recordaría, por siempre, el final de su viaje.

Estíbaliz Durkheim (@Liz_Durkheim)
El hielo que formaba las esquirlas en su piel estaba lleno de recuerdos. Una nueva lágrima surgió y cayó, estrellándose en un nuevo tramo de su cuerpo, creciendo, formando un pequeño carámbano puntiagudo y afilado. Una lágrima provocada por el recuerdo de la devastación del mundo.

Gala Galeta (@galacruzada)
Los miré a los ojos, sentada en ese trono que tanto me había costado ganar y no sentí ningún placer al dictaminar: —No hay perdón.— Entonces sentí ese débil pinchazo en el pecho y lo supe, en mi corazón crecían esquirlas de hielo. Definitivamente sería una buena reina.

Ignacio Prieto Ponce (@lord_nachete)
El ritual había terminado. Su túnica negra danzaba con los fríos vientos del norte y los primeros copos de nieve se posaban tímidamente sobre su hombro. De repente, el hielo se fracturó y una mano inerte apareció de lo más profundo. El ejército de los muertos despertaba.

Irene (@IreneSherlocked)
Era una noche de diciembre cuando Dana tuvo que enfrentarse al dragón azul, el más temido del reino. Y, justo antes de morir, la guerrera aprendió que el hielo puede quemar más que el fuego. Cuando despertó de nuevo, abrió los ojos, sacudió la cola y echó a volar.

Irene Calle (@Almaescritora)
Solo unos pocos eran capaces de ver el hielo en las venas de la hechicera, aquellos que habían nacido con el don de creer en lo imposible. Sin embargo, cuando Pierre supo que lo tenía, ya era demasiado tarde. La hechicera lo convirtió en una estatua helada.

Iván Mayayo (@ivanmayayo)
Nevaba, así que estiró la lengua cuanto pudo. Lo recordaba con placer, los copos fundiéndose… Escupió un juramento: sangre. La nieve, al contacto con su piel, se había convertido en agujas de hielo. Siguió su camino, arrastrando los pies, maldiciendo su suerte por estar muerto.

Javier Martínez (@El_Creeperillas)
Me pregunto si la compañía de criogénesis sabía que me sigo enterando de todo desde el hielo.

jgrnorman (@jgrnorman)
Cerraron la escotilla, apagaron la cámara y ya no importaron sus razas ni sus géneros. Tampoco hubo inconvenientes físicos. Sólo unieron sus cuerpos, que pasaron del hielo al fuego.
Nadie lo había esperado así, pero ¿qué mejor forma de superar un primer contacto alienígena?

JM VanJav (@jm_vanjav)
La esperaba, quieto como una estatua, enfrente de su casa. Pendiente que se abriera la puerta y ella saliera. Sabía que hoy seria su último día, los rayos de sol, le estaban deshaciendo. Su corazón de hielo se derritió antes, cuando su amiga, abrazada a él, hizo el selfy.

Jorge G. Macía (@JorgeDeiLiberi)
En el asfixiante planeta no sabían del hielo. Vivían en la bochornosa ignorancia que les proporcionaba el calor.
No conocían otra sensación hasta que les llevamos aquel prístino bloque de hielo. Aquella estructura les llenó de una esperanza y una incertidumbre desconocidas.

Joseph Tremico (@JTremico)
Corrió despacio, al igual que todos bajo el hielo del monte Hilo.
Corrió con todos los deseos robados bajo el brazo, perseguido por los Protectorios que se vieron, a su vez, persiguiendo lo que tanto perseguían.

Juan A. Oliva (@JuanAOliva13)
Ayer, el Sol terminó por apagarse. Despacio, delicado y melancólico el hielo, como un ámbar níveo, envuelve el planeta para atraparnos en el Tiempo. De manera incierta flotamos en el Espacio congela…

Juan Carlos (@TrollKrattos)
Y en tanto que la danza gris llenaba el aire de incomprensibles runas y olvidados cánticos, el sutil movimiento de los dedos pintaba el terreno de batalla cubierto de hielo de un vivo carmesí.

Júly Taylor Dis (@JulyTaylorDis)
Eli salió de su tienda de campaña bostezando tras un largo sueño reparador.
Pero vio que todo el bosque, árboles, animales, el rio se habían convertido en hielo.
¿Qué había pasado mientras dormía?¿Por qué el no estaba congelado?
Eli recogió sus cosas y salió a buscar respuestas.

LadyNoob (@swordwoman_)
Se ocultó en la oscuridad por temor a ser dañada. Una terrible soledad con la que se crearon las agujas de hielo que desangraban su frágil corazón… Pero con solo escuchar aquella cálida voz, su eterna noche se iluminó y la escarcha de sus silenciosas lágrimas se derritió.

Lídia Castro Navàs (@lidiacastro79)
Nació en lo más profundo del bosque, allí donde la luz no alcanza el suelo. Su delicada tez relucía como el mineral de alumbre, pero jamás sentiría los rayos del sol acariciándola; pues habitaba lejos de él, del calor, de la luz… solo así conservaba su corazón de HIELO intacto.

Miss Ripley (@Carol3DG)
1. La piedra filosofal podía convertir todo lo que tocase en oro, pero el joven no dejaba de obtener hielo como respuesta, ¿qué era lo que faltaba?

2. La Dama del Lago estaba encerrada en primavera, el cambio climático había convertido su casa en hielo. ¡Así no podía guiar a nadie!

Nefelibata (@Elisa3es)
—En las paredes había marcas de arañazos gigantes y cada esquina estaba forrada de hielo. Solo verdaderas bestias pueden habitar esa vieja mansión.
—Cállate Meredith —dijo el espectro con el rostro más opaco que de costumbre—. Los humanos no existen, ¿a quién intentas asustar? 

Nina (@Ni_Rosen)
Con las manos recorre su pecho desnudo, hasta toparse con una leve protuberancia. Sus yemas no sienten nada, pero la esfera de hielo incrustada en su escote comienza a calentarse. Cuando intenta a sacarla, escucha una voz deformada:

—Bienvenida al nuevo mundo androide ICE 2.0—.

Rafa C. Bachiller (@rcbachiller)
El corazón le latía acompasado al de su amante. No quería despertarle pero debía partir. Con sumo cuidado se levantó del lecho y escribió una nota de despedida. Lo suyo era imposible, nada podía derretir el hielo de su corazón.

Realezablanca (@Realezablanca)
Roja, luna aún
sus ojos candil,
un alma incolora
pasea timorata,
triste, la negra gata,
vaga demente.

Fija su pelo, clava
lágrimas de hielo,
diré que al cielo,
pero no es así, más,
en la piel que aún
sin vida yace, lo hace.

Gotea sangre, fina
de cobre alambre.

RJRandom (@RJRandom_)
1. Al mover las cajas, siente que algo se mueve tras ellas.
—¿Hola?
Pasan unos segundos.
—¡Hielo! —le parece oir.
Lo ve en el oscuro rincón.
—¡Ostras! ¡Qué amarillo!
—¡Hielo!
Ahora lo oye más alto.
«¿Y habla inglés?»
—¡Hielo!
Será lo único que escuche de la criatura antes de morir.

2. Un largo viaje para llegar a la cima del Montdragón; infinidad de peligros solventados, conflictos ganados, peripecias vividas y una sola oportunidad.
El salto a la infernal caldera de lava salvaría su pueblo.
El escudo de Hielo Virago exigía una fe de hierro.
Sudaba.
—¡Viviré!

Roberto Trejo Nava (@TrejoNava)
Herla tenía sed, una inmensa sed, por ello se atrevió a tomar un poco de la puerta de hielo y devorarla, fue su último sorbo antes de comprobar aterrada que por ese pequeño hueco se colaba un ejercito de hormigas hambrientas, prestas a devorarla.

Rubén Sancté (@RubenSancte)
Si existía un lugar inhóspito era sin duda aquel, un mundo feroz donde podría por fin dejar escapar sus gritos y apuñalarlos sobre el hielo.

Silvia Paz (@divagando_blog)
Su mayor deseo era evitar la muerte. Durante años, aprendió de la vieja alquimia la fórmula de la inmortalidad. Ignoraba que el único efecto secundario era que el hielo eterno congelaría su alma. No sería humana, sino una frialdad que camina destruyendo todo a su paso.

Sjöfn (@Ceciltra)
Hielo llevaba milenios enamorada de Fuego, pero sus padres la avisaron que jamás se acercase a él porque sería su muerte. Un día, Hielo decidió que, aunque su amor fuera efímero, quería sentir el calor de su amado y no murió, simplemente mutó en agua, y se quisieron siempre. Ahora era Fuego quien empequeñecía al contacto con ella, pero nunca renunciaron.

Yolanda Camacho (@yolandamerricat)
—Anoche, cuando te metiste en la cama, tenías los pies fríos como cubitos de hielo —comenté—. Creía que me habías dicho que no vendrías a dormir.
Él frunció el ceño, parpadeó confundido y respondió:
—Y no vine.

 

RELATOS GANADORES:

Tercer puesto: Estefanía Fernández (@Estefania_FeM)
Se dejó llevar por el viento y bailaron hasta fundirse en un abrazo de hielo. Como una estampa inmortal en la cima del monstruo que recordaría, por siempre, el final de su viaje.

Segundo puesto: Yolanda Camacho (@yolandamerricat)
—Anoche, cuando te metiste en la cama, tenías los pies fríos como cubitos de hielo —comenté—. Creía que me habías dicho que no vendrías a dormir.
Él frunció el ceño, parpadeó confundido y respondió:
—Y no vine.

Primer puesto: Eleazar Herrera (@Eleavania)
—Se nos ha acabado el hielo, David. ¿Puedes bajar a la tienda?
¡Parecía fácil! Y sin embargo, la tienda lo atrapó durante días con sus pasillos laberínticos y las miradas furtivas a través de los estantes, y cuando salió, la bolsa casi se había derretido.
Pero nadie le creyó.


¡Muchas gracias a todas por participar y recordad que esto no acaba aquí! La semana que viene, Gemma Martínez dedicará tres dibujos a sus tres relatos favoritos (cuando encuentre un momento).

¡Los premios empezarán a salir hacia sus destinos a principios de la semana que viene!

2 comentarios en “Fallo y recopilación – Concurso de microrrelatos 500 seguidores Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s