Entrevista a Maite Mosconi: “Hay que potenciar la literatura de autoras que rompan con los estereotipos”

Maite Mosconi nació un mes otoñal de 1985 en Rianxo, un pueblo costero de Galicia en el que nacieron grandes autores como Castelao, Manuel Antonio y Rafael Dieste. Es Técnica de actividades culturales y, en sus ratos libres, escribe.

Estudió Pedagogía en Santiago de Compostela y reside allí desde entonces. De niña soñaba con publicar su propia historia. Y el pasado mes de marzo lo hizo realidad. En su trabajo observamos fuerza, ganas y mucha, mucha pasión. Gaedheal (Libro I de las invasiones) es una novela de fantasía autopublicada que trata el origen de la cultura celta y su mitología.

logo-ac3b1odeautoras

Ya hablamos de Maite en este mismo espacio, reseñamos su opera prima en A Librería y hoy publicamos algo incluso más importante: la entrevistamos, hablamos con ella de visibilidad y feminismo y nos adelanta muchos de los misterios que envuelven su obra.


Maite

Un año de autoras. Feminismo y visibilidad

David Pierre: ¿Cuál consideras que es el mayor reto al que os enfrentáis las escritoras de género en España?
Maite Mosconi: Primero deseo darte las gracias por hacerme un hueco en tu espacio, David, y decirte que es para mí todo un honor ser parte de vuestra sección #UnAñoDeAutoras, iniciativa que me encanta y que me parece toda una apuesta positiva para la visibilidad de las grandes escritoras que tenemos en este país, y de las que por desgracia no se aprecia su trabajo.
Uno de los mayores retos al que nos enfrentamos es precisamente el de lograr esa visibilidad y romper con los estereotipos que nos estigmatizan, como el de que las autoras solo escribimos “libros para mujeres”, por ejemplo, clichés que impiden que se valore nuestro trabajo. Según la iniciativa de Leamos Autoras de 2014, solo un 20% aproximadamente de las mujeres que se dedican a escribir son reconocidas en premios literarios; se continúa reseñando más a hombres que a mujeres tanto en revistas como en publicaciones especializadas. Esta es una realidad abrumadora, y si hacemos referencia a los libros de texto de historia o didácticos, la visibilidad es casi nula.
Para lograr que esto cambie es fundamental que existan iniciativas culturales que promuevan esa igualdad, y por supuesto una educación lectora desde edades tempranas que rompa con los clichés y en la que también se destaquen los trabajos de diferentes autoras dentro de la literatura.

DP: ¿Crees que las escritoras sufrís más el síndrome del impostor que los escritores? ¿Alguna vez has tenido que enfrentarte a ello? ¿Cómo lo superaste?
MM: Es una pregunta muy interesante. Pienso que en el pasado ha sucedido más de lo que ocurre hoy en día. Por suerte las autoras fuimos poco a poco perdiendo esa vergüenza de reconocernos a nosotras mismas como tales, y nos lanzamos a la piscina sin miedo. Mi literatura tiene grandes tintes emocionales y pasionales, y puede que sorprenda al público, pero me gusta experimentar con varios géneros. Siempre busco aprender y a la vez sorprender al lector. Por suerte, una cree que hay que luchar por lo que le ilusiona, y ese afán te ayuda a superar cualquier obstáculo.

Según la iniciativa de Leamos Autoras de 2014, solo un 20% aproximadamente de las mujeres que se dedican a escribir son reconocidas en premios literarios.

DP: ¿Qué cambio consideras imprescindible para hacer de la igualdad literaria algo real?
MM: Primero debemos ser conscientes de dos cosas: una, que hay actuar cuanto antes, porque la desigualdad es real, y hay que proceder en consecuencia potenciando literatura de autoras que rompa con los estereotipos antes mencionados. Y dos, el cambio lleva tiempo y no podemos dejar de trabajar para que ocurra. Parecen dos premisas sencillas, pero no se dan la una sin la otra, y requieren de un enorme esfuerzo y educación por parte de todos.
Cuando logremos unificar este trabajo y que todos nos involucremos en él, se logrará el cambio.

DP: ¿Qué opinas de iniciativas como Alucinadas, el Premio Ripley o editoriales como Cerbero, que publican de forma consciente más obras escritas por autoras que por autores?
MM: Toda iniciativa que promueva la difusión de escritoras y las haga visibles, dándoles la atención que se merecen, es siempre positiva. Además, me parece genial porque enriquecen el ámbito cultural y artístico. Así que bienvenidas estas propuestas y ojalá existan más.

DP: ¿Qué consejo le darías a una escritora que acaba de iniciarse en este mundo y se encuentra ante el reto de la invisibilización de las escritoras de género?
MM: Que pelee con todas sus fuerzas. Siempre es mejor intentarlo que no haberlo hecho nunca. Y que se busque un buen corrector o correctora. Cuando por fin crees en tu obra, la trabajas, le das su tiempo para prepararla, y reconoces con ilusión y sin tapujos en este mundo lleno de prejuicios que eres escritora y que vas a publicar, vas y te encuentras con una realidad que te golpea y es la de que, si un autor lo tiene complicado, una escritora mujer y novel lo tiene más difícil aun para destacar. Debes tener a alguien de mano en quién confiar para que te guíe, que te indique cómo actuar… y que te haga ver que no vas por el camino equivocado. Confía en ti y en tu trabajo, apóyate en tu gente y mantén siempre los pies en la tierra, por si acaso.

Maite Mosconi, escritora de fantasía

DP: ¿Influyen de algún modo tus estudios de Pedagogía en tu obra?
MM: Una antigua profesora de la facultad me dijo cuando estudiaba que los pedagogos y pedagogas siempre seríamos tildados de utópicos, pues creemos que a través de la educación podemos cambiar el mundo. Creo firmemente en el respeto por la historia, la naturaleza y las diferentes culturas, en la igualdad de la mujer, y por eso mis protagonistas son fuertes. También en el sentido del honor y la valentía, y la lucha por la vida. Y ahora te pregunto, ¿tú has percibido estos valores en cada uno de ellos? Si es así, ahí tienes tu respuesta 😊. Es inevitable que los aprendizajes influyan de un modo inconsciente en la obra del autor.

DP: ¿Qué estás leyendo en la actualidad? ¿Cuál es tu género favorito después de la fantasía?
MM: Ahora mismo tengo encima de la mesilla La Historia Interminable, que la tenía pendiente desde hace años; Beren y Lúthien de J.R.R. Tolkien y el Vol. 1 de las Crónicas de Dragonlance. Los géneros que más leo después del fantástico son la novela histórica, para documentarme, y la ficción. Pero estos tres no son los únicos. A veces para evadirme leo cualquier cosa que llega a mis manos.

DP: ¿Cuál es el libro o el autor/a que te ha marcado más a lo largo de tu vida?
MM: Tengo varios, porque leer siempre fue una parte importante de mí que me ayudó en muchos aspectos de mi vida. Te diré el top 5, de menos a más, y su por qué:
5.- Rimas y Leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer: porque cuando empezaba a escribir, mi hermana mayor me lo dio y me dijo: “si quieres escribir, lee y aprende”. Tenía unos 10 años.
4.- El Conde de Monte Cristo, de Alexadre Dumas: me impactó la historia de venganza, que LAS ADORO (sí, con mayúsculas). Me hizo apreciar la historia y comprendí que una gran pasión, sea por amor u odio, puede arrastrarte hacia la salvación o hacia tu propia perdición.
3.- V de Vendetta, de Alan Moore: por la edad en la que llegó a mis manos, por su significado ideológico y político. Y por ser, en el fondo, una historia de venganza y lucha contra un sistema injusto.
2.- 1984, de George Orwell: También por lo mismo que V de Vendetta, y porque a pesar del mundo y su crueldad, de esa distopía (para mí la mejor que leí nunca), quiero pensar que para Winston hay alguna esperanza, por pequeña que sea.
1.- El Señor de los Anillos, de Tolkien: con él amé la fantasía, desde la primera página. Y luego ya no hubo vuelta atrás.

Creo firmemente en el respeto por la historia, la naturaleza y las diferentes culturas y en la igualdad de la mujer. Esas creencias hacen fuertes a mis personajes.

DP: ¿Qué personaje de ficción te hubiese gustado conocer en la vida real?
MM: Geralt de Rivia. Querría ser una bruja como él o Ciri y recorrer su mundo de fantasía en busca de aventuras.

 

Gaedheal o el origen de los pueblos celtas

41y2NY17K5L
DP: ¿Qué ha supuesto para ti autopublicar Gaedheal? ¿Recomendarías esta experiencia a quienes desean ver sus obras publicadas?
MM: Para mí publicar Gaedheal ha sido un sueño hecho en realidad. Y no puedo definirlo mejor. Sí que recomendaría la autopublicación a todo escritor y escritora que comience en este mundo. Porque a pesar del esfuerzo y las complicaciones que conlleva, es el mejor aprendizaje para conocer de primera mano todo el proceso de edición de un libro. Y cuando ves el resultado, es muy gratificante.

DP: ¿Con qué personaje de tu novela te identificas más? ¿Giran tus historias alrededor de una identidad que refleja la tuya o se encuentra esta diseminada en varios de tus personajes?
MM: Pienso que cada uno tiene una parte de mí, aunque luego cada personaje cobra vida por sí mismo. Por ejemplo, Celt posee el empuje por descubrir quién es y hacerlo posible, ser valiente con lo que siente. Galo es mi torpeza, mis dudas y temores a pesar de su esfuerzo. Aibhill es la pasión por su trabajo, una luchadora fuerte e independiente, orgullosa de su profesión y de su papel, con carácter. Breogán tiene el sentido del honor, de la sinceridad y el amor por la familia por encima de todo. Una persona de palabra. Definitivamente no podría escoger a uno, porque todos tiene algo que me encanta.

DP: En Gaedheal nos encontramos con un contexto mitológico, en general, poco aprovechado en la literatura de género, pero muy rico y poderoso. ¿Qué es lo primero que haces cuando te enfrentas a un nuevo proyecto literario?
MM: Documentarme mucho. Busco libros relacionados con la temática en los que se recopile la mitología que quiero desarrollar. Trabajo sobre ellos, los subrayo, hago esquemas de lo que me gusta, y cuando las imágenes empiezan a cobrar vida en mi cabeza, dibujo mapas, esbozo árboles genealógicos y construyo el mundo. Solo entonces, me pongo a escribir. Pero esto que te cuento puede ser un proceso en el que tarde meses en trabajar. Porque primero debo conocer la base histórica, y luego junto toda la información, le doy vueltas y forma, y solo cuando lo tengo claro, comienzo a escribir.

DP: ¿Cómo decides entremezclar fantasía y erotismo?
MM: Tengo la convicción de que, en una cultura celta como esta, sus guerreros y guerreras con un carácter tan fuerte y en el contexto que viven, debían poseer una pasión arrolladora. Además, la pasión tanto sexual como por la profesional son la vida misma, lo que nos mueve.

DP: ¿Qué semilla dio fruto a Gaedheal?
MM: ¿Conoces esa sensación de que todo lo que te sucedió en el pasado, de algún modo, son puntos que te llevaron a un momento en tu vida? Bien, cuando releo las páginas de Gaedheal, siento esa emoción.
En esta obra van poemas que escribí hace años, y escenas que me imaginé cuando apenas era adolescente. Y luego debo reconocer que tuve un sueño del que partió la idea: en él aparecía Aibhill, la protagonista de mi novela, cruzando las piedras del Destino en Teamhair na Rí, en la Colina de Tara, y llegando a la Gaedheal, a Galicia.

DP: Háblanos del papel de la mujer en tu opera prima.
MM: Desde el principio tenía claro que quería que las protagonistas femeninas de mi novela poseyeran un carácter fuerte. Las mujeres en la cultura celta y gallega son luchadoras e independientes y seguras de sí mismas, a pesar del machismo imperante en la sociedad. Quería resaltar esa manera de ser a propósito, y que fueran personajes complejos. Estaba cansada de papeles clichés con los que no me sentía para nada identificada y buscaba romper con esa costumbre.

DP: ¿Cómo planificas los capítulos en Gaedheal? El ritmo es algo que destaca; justo y medido, cada capítulo da la sensación de estar muy trabajado y deja al lector con ganas de seguir leyendo, incluso una vez terminado el libro.
MM: Me agrada mucho saber que lo has percibido así. En esta respuesta me voy a extender un poco, porque debo reconocer que la escaleta del libro ha variado varias veces y tuvo mucho trabajo. Si te fijas, en la obra hay hasta seis perspectivas diferentes de personaje, y en alguna escena, hasta confluyen todas ellas a la vez. Me enfrenté a mí misma con esa dificultad porque desde el principio tenía claro que debían convivir y las necesitaba a todas hasta el final. Y organizarlo fue bastante complicado.
Luego, para mí, cada capítulo debía tener un objetivo claro, debía aportar algún tipo de información importante. No me servía la excusa de añadir capítulos de tránsito. Así mantendría el interés del lector y lo introduciría de lleno en la historia. Y como te decía, la mezcla de todos estos elementos fue un trabajo de engranaje bastante arduo. Pero ha merecido la pena.

DP: En Gaedheal aparecen espectros que se manifiestan en forma de estadec, coca o avelaiona, por ejemplo. ¿De dónde salen estos monstruos? ¿Están presentes en la mitología celta?
MM: ¡Todos son parte de la mitología celta, sí! Las estadec son el nombre que se le daba a la Santa Compaña antes de la ocupación de los romanos, y todavía hoy ese apodo permanece en la cultura popular de algunos lugares de Galicia. Mis abuelas me contaban cientos de historias sobre ellas; les tenían pánico, y decían que esas sombras se dejaban ver por las noches y que, si tenías la desgracia de encontrarte con esta procesión de espíritus, te robaban el alma. Lo mismo sucede con las cocas y avelaionas, pero de ellas se habla en zonas más específicas de Galicia. Ambas se usaban para amedrentar a los niños y hay muchos cuentos curiosos sobre ellas.

DP: Me ha parecido muy interesante el contraste que otorgas a los Dioses. Ayudan a la Gaedheal a encontrar el buen camino, pero a la vez son una especie de mano que mueve a sus títeres. ¿Es esto una crítica a la fe ciega y al extremismo en la religión?
MM: No es tanto una crítica, sino más bien cómo me apetecería que fuera. Me gustaría pensar que, de haber existido, los Dioses actuarían de una manera mística, más espiritual. Ellos no deciden sobre la vida de sus hijos, ni los acontecimientos; son los descendientes quienes deben elegir. Pero pueden ver el porvenir, y hacen de intermediarios para ayudar, como pueden y en ocasiones, a sus hijos. Lo visualizo como si fuera una partida de ajedrez: las deidades mueven ciertas piezas para que los hombres y mujeres encuentren el camino adecuado. Pero al final solo las personas toman las elecciones de su propia vida.

DP: ¿Las citas antes de cada capítulo son cosecha propia o citas de obras existentes?
MM: Hay una mezcla de todo. Hay alguna que recopilé del Leabhar Ghabhála o Libro de las Invasiones, como es la leyenda del trono Haythekes, aunque yo luego la haya transformado un poco. También hay citas de los Anales de los cuatro Maestros u otros libros donde busqué documentación histórica. Incluso hay una de la poetisa gallega Rosalía de Castro.
Pero debo reconocer que las demás son mías y forman parte de la mitología que fui construyendo sobre la Gaedheal; deseaba que el mundo fuera creíble, que fuera más real, por eso la obra se cimienta sobre leyendas celtas. Gaedheal es fruto de mucha lectura y documentación, y quería que fuera verosímil, que la gente al leer esas citas dijera: ¿este poema estará en algún lugar, en algún libro?, ¿pertenece a los cuentos de esta tierra?, y buscase información sobre esas leyendas que tanto me enamoraron a mí y me ayudaron a inventar este mundo. Que lo creyeran posible.

DP: Cuéntanos una curiosidad que hayas experimentado mientras escribías Gaedheal y otra una vez publicado.
MM: Mientras escribía, la mayor curiosidad para mí fue ver que, esos poemas que había guardado en un cajón desde hacía muchos años, esos capítulos perdidos a los que no sabía darle significado, por fin encajaban a la perfección y formaban este mundo. Y cuando publiqué, el comprobar que los lectores y lectoras se fijaban en todos estos detalles con los que llené la historia, y que gracias a ellos se permitieron creer que esta Gaedheal era posible, fue para mí como si todo cobrara sentido, fue algo mágico.

DP: Como fan de tu novela, no puedo evitar preguntarlo… ¿Cómo va la segunda parte? ¿Se vislumbra algo ya?
MM: Jajajajaajaja. Me emociona oírte hablar así. Pues bien, hay más de cuatrocientas páginas que necesitan mucha revisión, un nuevo diseño de escaleta y sobre todo, paciencia. Te adelanto que tengo ya un par de relatos que quiero publicar sobre su mundo, y si todo va bien, ¡lo haré muy pronto! También existe el borrador de la historia de alguno de los personajes secundarios… ¡Te estoy contando muchas primicias!
Solo pido un poco de tiempo para reconstruir bien la segunda parte. Compagino mi trabajo de técnica cultural con el de escritora. Y un mundo tan grande como Gaedheal lleva su trabajo, sobre todo si eres perfeccionista como yo y buscas siempre lo mejor.
Pero sí iré alimentando la curiosidad de los lectores con ciertos relatos y novelas más cortas en papel y en mi web, que compensarán vuestra espera.

DP: Me ha parecido observar cierta influencia de El señor de los anillos o de Canción de Hielo y Fuego en tu novela. Un ejemplo son las canciones, las poderosas armas de hierro fragmentado o los espectros que atormentan a los vivos. ¿Eres fan de alguna de estas dos sagas o las has leído alguna vez?
MM: Voy a contarte una anécdota: Tengo una foto que me hicieron mis colegas en una librería de mi ciudad, a las 8:00 de la mañana, y tras haber hecho cola de dos horas para ser la primera en entrar por la puerta de la tienda y comprar el último libro de Canción de Hielo y Fuego el día de su lanzamiento. Creo que con eso respondo a tu pregunta, XD.
Sí, soy fan de esas dos sagas, pero Tolkien siempre estará por encima de todas en mi corazón.


Diseño de cabecera: Gemma Martínez

1 comentario en “Entrevista a Maite Mosconi: “Hay que potenciar la literatura de autoras que rompan con los estereotipos” Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s