NaNoWriMo: primer asalto

El NaNoWriMo (o National Novel Writing Month) está considerado el mayor reto literario no oficial del panorama mundial. El objetivo de la propuesta es, como su propio nombre indica, el de escribir una novela en un mes (concretamente, durante el mes de noviembre). Esto puede sonar a locura, pero las propias bases del NaNoWriMo se justifican poniendo un objetivo mínimo de 50.000 palabras (escribiendo 1.666 palabras al día llegamos a ese objetivo) y dando múltiples opciones de interpretación a sus participantes: las 50.000 palabras que escribamos durante este mes de noviembre pueden servir como base de un futuro proyecto, como novela breve, como obra experimental e incluso se pueden mezclar en ella varias premisas. Por citar un ejemplo, navegando por la web oficial del reto, di con una usuaria que tenía puesto El nombre de su novelaMierdas varias.

Lo importante del reto, no obstante, no es tanto lo que haces ni cómo lo haces, sino el lograr una constancia como escritor/a. Esto creo que lo entendí demasiado tarde, porque me pasé medio mes de octubre en plan sí, no, no, sí, pues no. Pero al llegar el primer día de noviembre no pude evitar dejarme llevar por la presión social y por el deseo de mejorar.

Al principio pensaba que esa no era mi forma de trabajar. Escribir tanto sin revisar y sin corregir, sin releer y reinterpretar lo que se escribe. Por eso me negaba. Luego entendí que participar en el NaNoWriMo me serviría, en mayor o menor medida, para mejorar mi constancia como escritor. Y, además, para asentar las bases de un proyecto que llevaba rondando por mi cabeza desde meses atrás.

Y así me lié. Ya llevo 12.357 palabras y me llamo David_Pierre (por si queréis ser mis colegas). De momento, el proyecto lleva el nombre de Sucesión y esta es su sinopsis:

El Proyecto T se canceló cuando justo la mitad de los científicos asignados murieron en extrañas circunstancias. Unai es el antiguo jefe de laboratorio del equipo y en la actualidad pasa sus días encerrado en su desván, donde se dedica a experimentar con seres vivos y trata de completar su teoría sobre la hibridación. Pese a llevar años desarrollando su particular investigación, nunca logra que sus quimeras sobrevivan.

Un día, de repente, Unai recibe una llamada que le avisa de la reciente muerte de la condesa Chess Corinne, una tía abuela inglesa a la que no conocía y que, además, le ha dejado en herencia todo su patrimonio. Lo que Unai encontrará al viajar a su nueva mansión en Inglaterra le parecerá, a la vez, un sueño y una pesadilla.

Y esta su portada provisional, ilustrada por Gemma Martínez (sí, he reciclado una de las propuestas para Proyecto ficción):

portada nu (1)

Y vosotras y vosotros, ¿habéis participado este año en el NaNoWriMo? ¿Cómo os va? ¿Participasteis en alguna de las ediciones anteriores?

4 comentarios sobre “NaNoWriMo: primer asalto

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: