Miriam Beizana Vigo, autora intimista

Hoy recupero una entrevista que le hice a Miriam Beizana Vigo en el pasado y que creo que debería ver la luz. ¿Y qué mes más indicado que este octubre de autoras? El lunes pasado ya subí una reseña-homenaje a su opera prima, Marafariña. Podéis leerla aquí.

Miriam Beizana Vigo es la escritora autopublicada de Marafariña, Tal Como Fue y Todas las horas mueren. Por encima de todas sus hazañas literarias, en constante aumento, cabe destacar su excelencia personal, su sensibilidad —por la forma con la que presenta sus temas— y su valentía, por los temas que se atreve a presentar.

Miriam B. Vigo_Foto Blog_tavernamasti

La joven gallega nos ha deleitado ya con su opera prima, Marafariña y nos ha dejado con ganas de conocer más de ese estilo suave, lleno de belleza y de matices dignos de elogio. Aquí la entrevista:

David Pierre: Saludos, Miriam, querría primero agradecerte que me dediques un momento de tu tiempo y darte la bienvenida a mi humilde blog.

Miriam Beizana: Muchas gracias a ti, David. Te tengo en gran estima como escritor y como persona. Creo que voy a disfrutar mucho contestando a esta entrevista tan cálida.

David Pierre: Primero me gustaría preguntarte por unos temas de carácter general y después nos centraremos en tus obras. ¿Cómo consigues ese estilo tan suave y poderoso a la vez? ¿Alguna influencia que destacar?

Miriam Beizana: Siempre que alguien me pregunta sobre cómo escribo de esta manera, sobre cómo he creado una atmósfera literaria tan personal, me cuesta dar argumentos consistentes.

Desde muy pequeña he sido una lectora insaciable, buscaba en los libros muchas carencias que sentía en mí misma, eran tan curativos… que al leer, tan sólo anhelaba llegar a escribir yo algo así que ayudase a alguien. Ahora me doy cuenta que, en realidad, buscaba ayudarme a mí.

Mi inspiración más real fueron mis sentimientos, aquellos que sentí a lo largo de mi vida, en diferentes situaciones personales. Recuerdo, desde muy pequeña, cuando sufría, cuando tenía miedo, cuando sentía dolor, incluso felicidad, cerrar los ojos y concentrarme en esa sensación. Buscaba encerrarla, tal vez, para poder escribir sobre ella.

Hay muchas novelas que leí durante el proceso de escritura que me empujaron hacia adelante. Rosa Montero siempre fue una inspiración, a pesar de su estilo tan diferente al mío. Ayn Rand con La Rebelión de Atlas ha sido vital para encontrar metáforas narrativas maravillosas. Milan Kundera y Virginia Woolf despertaron mucha sensibilidad en mí. Pero creo que la obra que más veces he releído durante estos años de trabajo literario ha sido Tomates verdes fritos.

David Pierre: Me siento obligado a preguntarte esto por el carácter autobiográfico de tu obra. ¿Tienes un género literario favorito? ¿O lo que determina que te guste una obra es su forma?

Miriam Beizana: No tengo tanto un género favorito como una narrativa favorita. Necesito que una novela, sea del género que sea, me transmita algo, me absorba por completo, me hunda o me alce. Cuando leo un libro, quiero sentir ese pedazo de alma que el escritor o escritora ha dejado en él.

Donde más sencillo me resulta sentir tal cosa es en las novelas de corte intimista, que son las que más disfruto y que no me canso de buscar. Pero me obligo a cambiar de tipo de lecturas, pues hay mucho que aprender de tan variopintos escritores y obras.

En cuanto al componente biográfico, es algo que muchas veces busco en los libros. Como Virginia Woolf, que ya he mencionado, que empapaba sus historias de su propia vida. La novela de Sylvia Plath La campana de cristal, que casi podría ser como su diario personal… o Nada de Carmen Laforet. Escritoras todas ellas, por cierto, que han hecho de sus vivencias personales auténticas obras de arte.

David Pierre: La autopublicación no es un camino de rosas, pero sin embargo, muchas veces se considera la mejor opción para nosotros. ¿Por qué?

Miriam Beizana: Creo que el secreto de que muchos autores se decidan por ella, y cómo es mi caso, es el querer despreocuparse de lo que parece un trámite comercial en lugar de las ansias de ser leído.

Escribir y ser leído, simplemente, “ser leído” es toda la medalla y el galardón al que cualquier autor, sea famoso o no, quiere optar. La autopublicación es muy económica, sencilla y rápida y, además, te permite tener un sello propio y personal que gestionar cómo buenamente puedes, sin tener a ningún agente detrás que te diga qué tienes que escribir y cómo.

Además, a veces trabajar con una editorial implica publicar “muchos títulos”, o tener que cumplir plazos. ¡Cumplir plazos para publicar! ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Acaso no es la literatura una forma de desnudar el alma y convertir lo humano en hermoso? Sería incapaz de estrujarme la sesera y escribir, tan siquiera, una novela en un año…

La autopublicación nos permite seguir siendo libres, gestionarnos a nuestro ritmo y cómo queremos. El éxito o el fracaso lo determinarán los lectores.

David Pierre: Hablemos ahora de Marafariña, me gustaría que nos hablaras un poco de sus protagonistas principales, Olga y Ruth. Explícanos el contraste que suponen, el delicioso paralelismo que creas con ellas en la obra.

Miriam Beizana: Olga y Ruth, mi punto débil, mis niñas.

Ruth es dulce, es tan frágil y está tan perdida, que por momentos lo único que me apetecía era dejar de escribir y abrazarla muy fuerte. Ella tiene tanto de mi yo adolescente, que creo que cuando mis manos se deslizaban por el teclado, se creaba entre ambas (y Marafariña) una simbiosis mágica, casi perfecta.

Ruth se ha olvidado de ser ella misma, vive para y por los demás. Tiene la conciencia tóxicamente entrenada para su propio perjuicio. Cualquier atisbo de egoísmo mínimo la hace sentirse demasiado culpable. Su vida sigue un camino, una senda estipulada… y no se puede permitir el salirse del mismo.

Olga, en cambio, es un espíritu feroz, libre… pero torturado. Arrastra tras de sí un drama tan terrible como la pérdida prematura de una madre en una edad tan vital como lo es la adolescencia. Siente tanto dolor que lo ha canalizado en locura, y es irrefrenable. Una bomba a punto de estallar.

Que alguien tan urbano y enfurecido como ella llegue a la vida tranquila y sosegada de Marafariña es casi como un terremoto para Ruth y para todos los que viven allí. Valentín, su padre, a duras penas puede manejarla, y Penélope, su tía, es la única persona que parece entenderla un poco.

Una lectora muy especial me preguntó si Olga y Ruth eran la misma persona. Esa pregunta me hizo sonreír… y hasta aquí puedo leer.

David Pierre: Me gustaría confirmar un pequeño detalle que me resulta casi evidente. La belleza de la naturaleza que muestras en la obra ha entrado claramente por tus ojos antes de ser escrito. ¿Has vivido momentos de comunión con la naturaleza que has plasmado luego en el papel?

Miriam Beizana: Desde muy pequeña, sí. Siempre he tenido una facilidad apabullante de abstraerme de la realidad y flotar en mi imaginación. He tenido el privilegio de nacer y criarme en un lugar como Galicia, donde la naturaleza libre y en soledad está al alcance de cualquiera.

Nada puede reportar tanta paz y tanta libertad, tanta plenitud, como un paseo por una espesura solitaria. Ese verde brillante, ese río cristalino. La tierra virgen y pura, sin contaminar. Aquí, en este paraíso, tenemos millones de rincones así. Marafariña ha nacido de esos momentos a solas, tan catárticos, donde solo tenía que cerrar los ojos y dejarme sentir.

David Pierre: Siempre destaco tu valentía al escoger ese conjunto de temas para tu primera obra. El resultado ha sido excelente. ¿Por qué decidiste empezar tu carrera literaria con Marafariña?

Miriam Beizana: Yo no lo he decidido, ella me decidió a mí.

Como comento en la nota de autora con la que se inicia Marafariña, antes de existir esta versión final, existieron exactamente cuatro novelas. La esencia era la misma, pero variaba el título y la historia. No resulta fácil tomar la determinación de ser franca a la hora de escribir, me avergonzaba, me acobardaba, pensar en publicar lo que yo realmente tenía en mente.

Al principio, Marafariña no era una novela que tratase los Testigos de Jehová, ni la homosexualidad. Durante esas versiones, escondidas en el cajón, Marafariña era un lugar real y hermoso, pero Ruth era diferente. Jaime era su amor real y Olga estaba condenada a ser su amiga, a la que Ruth nunca podría amar.

Me costó madurez y coraje tomar las riendas y contar lo que realmente quería contar. Para hablar de esa religión hay que estar curada y ser fuerte. No quería que mi historia naciera del resentimiento. Solo cuando fui capaz de sosegarme,pude hacerlo tal y como quería que fuera.

David Pierre: Ahora me gustaría preguntarte sobre tus otros dos retoños. ¿Podrías introducirnos Tal Como Fue y Todas las horas mueren?

Miriam Beizana: Gracias por dejarme un espacio para hablar de mis dos otras obras.

Tal Como Fue es una novela basada en hechos reales sobre Tino Casal. No se trata de un proyecto personal, sino de un trabajo del que formo parte por un contrato comercial. Siempre me gustó la idea de escribir sobre alguna celebridad, y no quería desaprovechar la oportunidad que se me brindaba. Trabajar con Pep Navarro y ahondar en la figura de uno de los artistas más destacables de la música y la pintura de nuestro país fue un viaje apasionante… ¡Muy pronto contaremos novedades al respecto!

Todas las horas mueren es una novela corta que escribí, simultáneamente, con Marafariña. Se trataría de la obra que Estefanía, la madre de Olga, dejó inacabada y que su hija continuaría dentro de unos años.

David Pierre: Hasta aquí la entrevista, Miriam. En un futuro espero volver a tenerte por aquí y a que nos deleites con tu estilo literario, que es muy distinto a todo lo que hemos visto. Ha sido un placer, como siempre.

Miriam Beizana: Gracias a ti, David. Para mí ha sido todo un lujo mantener esta charla contigo… ¡Mucha suerte con Proyecto ficción!

Un comentario sobre “Miriam Beizana Vigo, autora intimista

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: