“El grito de los murciélagos”, de Jesús Carnerero

·Título: El grito de los murciélagos
·Autor: Jesús Carnerero
·Género: híbrido (metaficción y novela negra)
·Fecha de publicación: agosto de 2016
·Obra autopublicada
·Número de páginas: 253

51P6x5ctECL._SY346_Portada de El grito de los murciélagos

Jesús Carnerero (Badajoz, 1984) es Técnico Superior en Producción Audiovisual, Radio y Espectáculos y en la actualidad trabaja como Técnico de Comunicación en el Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara.

Desde octubre de 2014, Jesús ha autopublicado cuatro novelas: Un lobo como yoAlgún pecado raroLa brumaEl grito de los murciélagos. Las tres primeras las publicó en seis meses. Las dos primeras son novela negra basada en el mundo del rock que, según Carnerero, bien podrían ser discos o películas. El propio autor declara que las series, la música y el cine son sus principales fuentes de inspiración para escribir. La bruma es un thriller psicológico con toques de ciencia ficción.

—La ficción se torna realidad.
—Incluso antes de ser ficción, cuando todavía estaba en la fase embrionaria.
—Un milagro —bromeó ella.
—O a lo mejor es que soy un genio.

En El grito de los murciélagos se narra la historia de un joven escritor que sobrevive como puede trabajando de camarero. El chico vive con su pareja, Marina, que se dedica a la ilustración y que, en contraposición con él, sí logra vivir de su arte. La obra se centra muchísimo en los pensamientos internos del protagonista, que no deja de mostrarnos sus frustraciones por el hecho de no poder vivir de la escritura. Todo esto se entremezclará con el regreso de un viejo amigo, Víctor, un bala perdida que, con su extraño comportamiento, acabará volviéndose más loco de lo que ya está y trastornando al propio protagonista. La obra cuenta con un interesante prólogo escrito por la escritora intimista Miriam Beizana que sitúa al lector en el tema principal del texto: la escritura.

No contestó, sino que rio como ríe un chiquillo con las manos todavía embarradas de su travesura más reciente, se encogió de hombros y subió al coche, por supuesto antes que yo.

Desde que empecé a dar vueltas por el mundillo de la literatura independiente y autopublicada, hará poco más de un año, he visto múltiple publicidad sobre las obras de Jesús Carnerero. En ocasiones, era él mismo el que anunciaba sus novelas, a veces lo hacían otras personas, pero su nombre y el de sus novelas está ya grabado en mi mente a fuego a causa de esto. Por ello, y por considerar a Jesús un compañero, tenía ganas de descubrir su estilo.

Un narrador protagonista en primera persona nos va diseccionando los múltiples pensamientos de un protagonista frustrado, herido por sí mismo y por la falta de constancia escribiendo. Es en este interior en el que sucede la mayor parte de la novela, o así nos lo transmite su excesiva narración, a veces algo tediosa, que se deja complementar de vez en cuando por acciones de la trama o por algunos de los pocos diálogos que complementan la historia.

Dentro de una cronología lineal en la que suceden las correrías del escritor y el resto de personajes, nos encontramos con una especie de interesante mensaje de tiempo cíclico que descubriréis si leéis la novela. También hay en ella cierto toque de misticismo enfocado hacia las historias que el protagonista-escritor idea en su cabeza y que resulta que ya existían o que se cumplen. Esto es un ejemplo de metaficción en su más puro estado: literatura que habla sobre literatura que, además, relativiza realidad y ficción mientras se cumple en su propia trama. En mi opinión, el autor podría haberse centrado en crear una historia de un género más concreto, porque entremezclar la novela negra con la metaficción se me antoja algo complicado. No obstante, una trama basada en la metaficción no es algo que se vea todos los días dentro del panorama independiente (en realidad, de ninguno), así que ese es un atrevido punto a favor para Carnerero.

El ritmo narrativo se nos antoja algo lento porque los pensamientos del protagonista interrumpen una y otra vez la acción e incluso los diálogos. Debido a estas divagaciones, el lector corre el peligro de perderse en alguna ocasión, aunque el estilo de Jesús tiene algo, una chispa, una intención, un viso de talento que te hace seguir leyendo y te ayuda a no abandonar su obra.

El título de la novela es una metáfora que el propio protagonista se encuentra en forma de poema durante la obra y hace referencia al artista frustrado por no vender sus obras, por no ser leído, por no ser escuchado (igual que los ultrasonidos de los murciélagos).

La historia está ambientada en un contexto urbano actual y casi nos da la sensación de que Jesús nos está explicando su propia historia, o una parte de ella. El realismo sería una parte clave de la trama si sus personajes fuesen más completos o si los sucesos narrados fuesen más verosímiles, al igual que los diálogos.

—Lola.
Su nombre se fugó de entre mis labios sin pedir permiso, sobresaltándome, cogiéndome desprevenido.

En conclusión, opino que el autor de El grito de los murciélagos se precipitó al lanzar esta novela. La obra presenta una gran cantidad de errores ortotipográficos y de puntuación (palabras que se han evadido, comas por todas partes, tildes mal colocadas o ausentes, párrafos en los que el lector se pierde…). Además, el vocabulario utilizado, en ocasiones, se me antoja demasiado forzado; si bien el contexto y las situaciones se entienden, se abusa de cultismos y de palabras poco comunes que, en menor medida podrían haber embellecido la composición. A parte de eso, sus personajes me han parecido bastante planos y sus diálogos, casi inexistentes, no son verosímiles, no nos llegan de forma natural. A favor del autor diré que su prosa tiene algo que ayuda al lector a leer rápido y que entre sus líneas se entreve esa intención, ese talento y ese atrevimiento de jugar con la metaficción.

Valoración: Mejorable

Podéis adquirir El grito de los murciélagos aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: