Resumen cuatrimestral de lecturas

Parece mentira que hoy haga ya cuatro meses desde el 11 de mayo, el día que empecé a publicar periódicamente en este blog. Antes había publicado algunas entradas en A Librería, pero nunca con tal constancia. Desde entonces, me habréis visto publicar relatos, críticas literarias, entradas de distinto tipo relacionadas con figuras importantes del mundillo, etc. Además, desde hace unas semanas, Gemma Martínez se ha unido al espacio y publica sus tiras cómicas (a las que llama Tinta china) cada martes. Que no falte la variedad.

En esta entrada, os haré un pequeño resumen de lo que he leído desde ese 11 de mayo hasta el día de hoy para celebrar estos cuatro meses. Primero, os recomendaré mis cinco obras favoritas y luego haré una pequeña mención a otras que me han parecido interesantes.

 

Lo mejor (por orden alfabético)

Alucinadas III, de varias autoras

alucinadas_iii_7673_Djddp5mT

Alucinadas III es una antología de relatos escrita solo por mujeres. La obra cuenta con la participación de Lola Robles en su prólogo y con la colaboración de Elena Clemente y María Angulo en su introducción y su edición. Su base temática y contextual es la ciencia ficción, y cada relato aporta al compendio un estilo, unas protagonistas únicas, una esencia remarcable. La obra recoge en general cuentos notables, mezcla autoras jóvenes y experimentadas en un solo lugar y nos ayuda a descubrir grandes plumas de la ciencia ficción. Más antologías así, por favor.

El miércoles os hablaré en más profundidad sobre esta antología en A Librería.

 

Barro, de Alicia Pérez Gil

18424084_419923898384185_168885142011936860_n

Barro nos explica la historia de Alicia (la protagonista, no la autora), una joven que está a punto de mudarse, junto con sus padres, a un nuevo hogar. Debido a eso, se le plantea una incógnita: ¿qué cosas llevarse y qué no? Es con este aparentemente sencillo paralelismo con el que la autora nos pone de frente a dos hermanas gemelas separadas. Lucía es la gemela de Alicia, y fue encerrada en un centro de salud mental años atrás por tener una conducta problemática. Alicia tiene prohibido visitar a su hermana y, por ello, la persona a la que más quiere se le antoja tan distante como necesaria. Es a ella a quién quiere llevarse consigo en su nueva vida.

Gracias al ambiente que la obra logra crear, y mientras juega con nuestros sentidos, Alicia (la autora, no la protagonista) dota a su texto de una belleza sin igual que nos deleitará conforme vayamos pasando las páginas. Hubiese seguido leyendo y hubiese deseado más independientemente del tono que hubiese adquirido la historia, porque el estilo de la autora es impecable.

 

La Armadura de la Luz, de Javier Miró

9788445004241

La obra empieza con una fantástica introducción a la mitología de Umheim. De forma más concreta, comienza hablando de Abinnayar, la primera ballena, un ser mitológico que nació al principio de la creación. La Armadura de la Luz narra, desde entonces, las desventuras de Iviqi y Jax, dos compañeros de travesía que llegan a la vasta ciudad portuaria de Melay tras robarle a Haslor, el heredero de un marqués y a Adaveia, su prometida. En Melay se va a celebrar un torneo de artes de lucha Jhassai cuya recompensa es la aclamada Armadura que da título a la obra y que atrae muchísimo a la joven Iviqi mientras un Jax más maduro trata de quitarle sus alocadas ideas de la cabeza. Sin a penas darse cuenta, los protagonistas de La Armadura de la Luz se verán envueltos en una serie de enfrentamientos definidos por las distintas facciones que, o bien moran por la ciudad o bien han llegado a ella para hacerse con el legendario atuendo que dicen que es capaz de otorgar a su poseedor el poder de un dios.

La Armadura de la Luz es una novela fantástica con todas y cada una de las letras que definen el género. Un desborde de imaginación, trabajo, soltura y excelencia que me ha llevado a revivir la fantasía épica más clásica, pero con personajes que se encuentran más adaptados a los tiempos actuales. Lenguaje enriquecedor, personajes muy verosímiles, diálogos trabajados y realistas (pero de estructura clásica), acción trepidante, magia, reflexión, descripciones, detalles sin desperdicio y muchos otros elementos componen el completo universo fantástico de Umheim. La Armadura de la Luz supone, en conclusión, un trabajo admirable y que me ha dejado con ganas de más y que, además, cuenta con sutiles y justos toques de humor y amoríos que la complementan a la perfección.

 

Niebla y La Tía Tula, de Miguel de Unamuno

Niebla está considerada una de las novelas modernas que mejor ejemplifican el subgénero conocido como metaficción, dando paso constante a un contexto sugerente y envuelto en insinuaciones en las que el lector se sumergirá hasta entender el complejo y avispado universo narrativo que oculta la historia de Unamuno. Su título, de hecho, no es una casualidad y expresa la sugerente característica de relativizar lo que es, en teoría, visible y palpable y de, a su vez, dar forma a lo que se encuentra oculto.

La tía Tula esconde una historia de amor erótica. De un erotismo sutil, entrelineado, sí, y que se traduce en la narración de los sucesos acontecidos en torno a la represión sexual de una de sus protagonistas. Cuando Unamuno terminó de revisarla en 1920 tenía ya cincuenta y seis años y sus experiencias y reflexiones le habían marcado sobremanera. Una temprana salida de la madurez empezaba entonces a marcarse en el autor y, a pesar de ello, hoy en día, La tía Tula parece no haber envejecido nada.

Otras obras

Como ya os expliqué en la entrada anterior, en estos meses me he ido leyendo los doce bolsilibros bajo el sello de Cerbero disponibles hasta septiembre. Después de Barro, mis favoritas han sido 36, de Nieves Delgado CloroFilia, de Cristina Jurado. Podéis leer un resumen de mis impresiones sobre los doce aquí.

A parte de eso, he descubierto algunas obras autopublicadas que os recomiendo encarecidamente. Algunos ejemplos son Nivel 10, de Fani Álvarez (ciencia ficción); Y abrazarte, de Clara Asunción García (antología de relatos románticos) o los dos primeros tomos de Crónicas del fin, escrito a cuatro manos por Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina (fantasía oscura).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: