“El dios en las alturas”, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

·Título: El dios en las alturas (Crónicas del fin II)
·Autoría: Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
·Género: fantasía
·Fecha de publicación: enero de 2017
·Obra autopublicada
·Número de páginas: 66

34041394Portada de El cielo roto, ilustrada por Libertad Delgado

ATENCIÓN: Antes de leer El dios en las alturas o esta entrada, deberías leer su primera parte para evitar spoilers: El cielo roto. Su reseña, aquí.

Como ya os hablé de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina la semana pasada, hoy me centraré en resumir su obra, dando más detalles de sus obras publicadas. Y es que Crónicas del fin no es la primera colaboración de Gabriella y José Antonio, que ya nos sorprendieron a cuatro manos con El fin de los sueños en 2014, una novela de fantasía que nos transporta a una sociedad en el que los sueños ya no existen y son creados artificialmente por la humanidad según las preferencias de sus consumidores.

Además, Gabriella ha publicado obras como Lectores aéreos: un relato de terror y catorce de fantasía (2015) o 70 trucos para sacarle brillo a tu novela: corrección básica para escritores (2016). José Antonio, por su parte, ha publicado, entre otras, Las puertas del infinito (2016, en colaboración con Víctor Conde), Verbum: relatos fantásticos en español (2016, en colaboración con Pilar Pedraza) y Las fuentes perdidas (2017).

El dios en las alturas es la segunda novela breve de cinco que compondrán la saga Crónicas del fin. En ella, el lector deja a un lado a Adra, la protagonista de El cielo roto, para centrarse algo más en Gale, un chico que no recuerda cuanto tiempo llevaba encerrado en un búnker en el que experimentaban con él y sus compañeros. Allí dentro, Gale y los otros infectados sufrían humillaciones y malos tratos que desafiaban, constantemente, su cordura. Ahora, una vez fuera, Gale deberá hacer frente a Ciara y a sus subordinados, que pertenecen a un extraño y misterioso grupo llamado Baluarte. Así, Gale, Adra y el resto de compañeros mutantes que los acompañan quedarán como presos de la compañía de Ciara, y deberán hacerles frente a la vez que permanecen atentos a muchas otras amenazas.

Un charco de sangre azul comenzó a crecer a sus pies, lamiendo el suelo.

Crónicas del fin nos llega como una saga de fantasía oscura sucia, burda y llena de detalles sangrientos y crueles. En la segunda entrega de la saga, el protagonismo se centra más en el papel que Gale tendrá en la historia. Gale es un chico trastornado, tímido, atemorizado incluso, que ha sufrido todo tipo de vejaciones en su pasado. Podemos interpretar su carácter y su comportamiento como una contraposición de la misma Adra, la chica que se antojaba como protagonista principal de la saga en El cielo roto y que en esta entrega pierde algo de protagonismo. El hecho de presentar a dos entidades contrapuestas como personajes principales de una historia me parece un recurso muy acertado, y más para contar una historia que, por su trasfondo, necesita de personajes con matices extremos como lo son Adra y Gale.

Además, es curioso como en El cielo roto la acción sucede más lenta, hay más descripciones y una explicación del mundo más pausada, pero es la nerviosa y precoz Adra quien protagoniza esta primera entrega. Podríamos decir que su ritmo nos deja saborear la sed de sangre que sus cuatro manos autoras confiesan tener. Por otro lado, en El dios en las alturas, la narración descriptiva pierde enteros para dejar paso a una acción más frenética e imparable, logrando que su lectura nos pase rauda, veloz, casi imperceptible. Además, en esta segunda parte, es el bondadoso y templado Gale el que parece coger más peso narrativo. Interesante contraposición.

Otro punto a destacar de El dios en las alturas es la imaginación de la que Campbell y Cotrina hacen gala. En esta novela breve vuelven a enseñarnos monstruos de pesadilla que combinan elementos inimaginables, dioses lovecraftnianos que nos hacen estremecer tan solo con imaginarlos, humanos mutados en monstruos de pesadilla pero que tienen buen corazón… Y demuestran tener un sinfín de recursos creativos.

Alguien había tirado a su lado una nevera vetusta y rojiza, que anunciaba el nombre descolorido de un refresco que ya no existía.

En conclusión, me ha gustado El dios en las alturas, pero se me ha antojado demasiado corta; sus acciones suceden algo precipitadas. Si bien en el anterior notábamos cierta pausa por enseñar el mundo en el que se mueve Adra y a la propia protagonista, en esta entrega, la acción frenética y los distintos personajes en los que se va diseminando la trama empañan un poco esta característica que, en mi opinión, era algo a destacar en El cielo roto. Pese a eso, con muchas ganas de leer Testamento.

Valoración: Es buena
Podéis adquirir El dios en las alturas aquí.

Un comentario sobre ““El dios en las alturas”, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: