“Nivel 10”, de Fani Álvarez

Título: Nivel 10 (segunda edición)
Autora: Fani Álvarez
Género: distopía
Fecha de publicación: julio de 2016
Obra autopublicada
Número de páginas: 404

41GWU8ywDeL._SY346_Objeto 1. Portada de la reedición de Nivel 10

Fani Álvarez es una escritora almeriense de 27 años formada en neuropsicología. Se declara a sí misma amante de la literatura, del cine, de las series y de la música. También le fascinan los idiomas, en especial el inglés, y los animales.

Desde pequeña, la autora almeriense ha escrito historias de todo tipo. Desde sus microrrelatos hasta sus cuentos le ayudaron a practicar su estilo hacia la culminación de su opera prima: Nivel 10. Fani Álvarez es también la encargada del blog La Escritora entre el Centeno, un sitio web de interés literario en el que encontraréis consejos, experiencias de la autora, recomendaciones literarias y un apartado muy interesante llamado Turismo literario, en el que Fani nos habla de los autores más conocidos en uno u otro país. Un ejemplo de esto último es Turismo literario: Francia.

Aprovechando el primer aniversario de su novela, Nivel 10, Fani se decidió a lanzar una segunda edición revisada y ampliada de su obra. Hoy os hablaré de esa versión en concreto.

—Hoy estoy en humor Justiciera —aseguró Úrsula […].

Atención, a partir de aquí podéis encontraros con algún pequeño spoiler que, en mi opinión, no empaña la lectura. Aun así, quedáis avisadxs.

En Beltaríh, capital de Saphen, las antiguas cárceles han sido sustituidas por un dispositivo neuronal llamado C-BeCon, que tiene como objetivo aplicar descargas de dolor de diferente grado para evitar conductas criminales. A Úrsula Erikson, la protagonista de Nivel 10, esto le supone un problema, porque en la sociedad de control y prohibiciones en la que vive, no solo los crímenes que claramente dañan a los demás son condenados, sino también las conductas extrañas, no aceptadas, atípicas. Y esto incluye su homosexualidad o la esquizofrenia, entre otras.

Así, Úrsula, que es actriz de teatro, intenta convivir con su inevitable condición, y a la vez pretende ocultarse de las normas férreas que presentan los gobernantes de Beltaríh. En su día a día y hasta la actualidad en la que sucede la novela, Úrsula ha logrado su objetivo de permanecer en las sombras. Será en la fiesta de despedida de su mejor amiga, Teresa, donde se relajará y se dejará llevar, flirteando y besándose —en un ascensor, cuando creen que nadie las ve— con una chica que allí conoce, Joanna. El alcohol y el ambiente festivo, así como la conexión especial que la protagonista siente con Joanna, son los hechos determinantes de su despiste.

Para sorpresa de Úrsula, Teresa la denunciará, y la grabación del ascensor —Úrsula no se da cuenta de la cámara— será la prueba determinante que hará que condenen a la protagonista de Nivel 10 a un número bastante elevado de C-BeCon con el objetivo de reprimir su condición sexual. Más tarde, Úrsula conocerá a Dafne, la cirujana correctiva que se encargó de llevar a cabo su operación, y que resultará ser lo contrario a lo que aparenta ser. Dafne y Úrsula se sentirán atraídas la una por la otra, y deberán luchar contra el sistema y la condena de la protagonista con el único objetivo de ser libres, de ser ellas mismas.

En lo anterior encontramos una búsqueda de la identidad de la protagonista y, más honda, de la propia Dafne. Ambas vivirán un viaje emocional que las condenará y que, a su vez, las hará redescubrirse y entender que la única salida que las conducirá hacia la felicidad es la de ser ellas mismas.

Los labios de Joanna ya la habían atrapado y su lengua la acariciaba con destreza. Su aliento era cálido y sus dientes le daban pequeños mordiscos entre beso y beso.

Pese a estar enmarcada en un futuro alternativo e, incluso, en un mundo alternativo, Nivel 10 guarda un profundo mensaje de crítica hacia nuestra sociedad en su trasfondo de no aceptación a lo desconocido, a lo inusual que muestran tanto poderosos como ciudadanos. En Beltaríh, no solo las condenas tienen un nivel numerado, sino, por ejemplo, el prestigio social o la calidad de una obra también cuentan con valoraciones de ese estilo. Los números lo dominan todo y condicionan a los habitantes de la distopía de Fani Álvarez.

nivel 10
Objeto 1. Ilustración de Nivel 10 encargada a Verna · Bocetos de ficción

El orden social se presenta así como una entidad poderosa, irrefutable, de la que no se puede escapar y contra la que ni siquiera se puede luchar. En ella, las conductas psicológicas que hagan del individuo alguien diferente son duramente condenadas y, más tarde, juzgadas por vecinos y amigos, igual que pasa en nuestra sociedad. A pesar de ello, la crítica más fuerte e importante que lleva implícita Nivel 10 es en contra de la homofobia. La protagonista se nos presenta como alguien homosexual que no puede serlo abiertamente, y nos recuerda a lo que, inevitablemente, vemos en nuestro día a día. De vez en cuando nos encontramos con casos similares que implican a personas que no se atreven a descubrir su verdadera sexualidad por miedo al rechazo. La autora sabe ejemplificar muy bien este hecho, estableciendo en su obra un paralelismo entre esta realidad y la condena de Úrsula o la pérdida del contacto con sus amigos —que no le cogen el teléfono ni contestan a sus mensajes— en cuanto descubren su condición. Aun así, nos hace plantearnos: ¿se comportan así por miedo o porque realmente no aceptan su condición?

En todo caso, el mundo de Nivel 10 y, sobre todo, las conductas hiperbolizadas de sus mandamases, no dejan de ser reflejos más o menos aproximados de lo que podría haber llegado a convertirse nuestro mundo de no ser porque las mentes de sus habitantes han ido abriéndose poco a poco. Aun así, he intentando ponerme en la piel de Úrsula y he podido ver como en la primera obra de la autora almeriense, se refleja el miedo a ser uno mismo, a dejarse llevar, a no ser aceptado por la sociedad por el hecho de no estar adaptado al cien por cien a sus cánones.

—A mi hermano lo denunciaron por conducta psíquica aberrante. Tenía lo que antes se llamaba esquizofrenia…

El estilo de Fani Álvarez se caracteriza por la descripción y la constante narración, algo excesiva en mi opinión, de los hechos, que en ocasiones interrumpe los diálogos y les resta fluidez. De los diálogos cabe destacar que algunos no me han parecido naturales, los he visto algo forzados. Pese a ello, la obra se centra en la relación entre Úrsula y Dafne, mostrándonos su día a día y la lucha por su amor, que podría considerarse el tema central de la historia, pese a estar enmarcada en un género distópico o de ciencia ficción. Las dos protagonistas nos van mostrando sus vicisitudes, sus preocupaciones y sus sentimientos gracias a una narradora omnisciente en tercera persona. La obra, en homenaje al mundo del teatro y a la vocación de su protagonista, divide sus partes en actos. Su parte formal, plagada de términos propios de la neuropsicología, es impecable y junto con la relación de sus dos protagonistas, es uno de los puntos fuertes de Nivel 10.

En conclusión, Nivel 10 es una buena carta de presentación para la autora autopublicada Fani Álvarez, y nos explica una historia enmarcada en un contexto muy interesante que, en ocasiones, podría ponerle las cosas más difíciles a sus protagonistas. Quizá me ha faltado algo de verosimilitud en algunos hechos concretos, como el funcionamiento del C-BeCon, que castiga comportamientos concretos y no todas las intenciones criminales de un sujeto o la facilidad con la que su protagonista, Úrsula, encuentra su camino y logra salir bien parada. En todo caso, Nivel 10 es una obra entretenida y trabajada que entremezcla amor y ciencia ficción y que se enmarca en un trasfondo de crítica social. Toda esta combinación temática, asociada al estilo de la autora, termina funcionando muy bien.

Valoración: Es buena.
Podéis adquirir Nivel 10 aquí.

4 comentarios sobre ““Nivel 10”, de Fani Álvarez

Agrega el tuyo

  1. ¡Muchas gracias, David! Tenía mis nervios esperando la reseña, pero ha merecido la pena. Gracias por tu honestidad y tu buen criterio, que siempre es de mucha ayuda. Me alegra que el balance sea positivo; si te ha gustado, es todo un logro 🙂
    Y, por supuesto, mil gracias a Gemma por la ilustración, no sabes la ilusión que me hace tener mi primer fanart 😀
    Abrazos a los dos.

    Le gusta a 2 personas

    1. De nada, Fani, en general ya has visto: me ha gustado ‘Nivel 10’. Se nota un gran trabajo detrás y que le has puesto cariño al mundo que has creado. ¡Seguiré tu trabajo! (Si quieres usar la ilustración para algo me avisas y te la paso). Un saludo, compañera 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: